Ciudadanos o cómo destruir una marca by www.branzai.com

Ciudadanos. Un partido que conocemos. Una opción que nace como alternativa regional y salta a la política nacional. Recordemos su ADN: el de un partido liberal. Una opción de centro con aspiraciones de regeneración. Un partido “diferente”. Conectaba como opción política clara. O al menos, lo era. Un rol bisagra para facilitar y estabilizar gobiernos. ADN percibido y marca posicionada. Posicionada. Ahí llegó su éxito y también el impulso para alcanzar su espacio nacional, consolidarse como tercera opción política y acaparar 57 diputados. Hoy han pasado a ser 10.

De las interpretaciones sobre lo sucedido, compartimos la inteligente visión del blog de Marketing Branzai para explicar por qué Ciudadanos se asoma a ese temido momento en que una marca se plantea si continuar y desgastarse hasta desaparecer, o reinventarse para ser, o volver a ser.

Albert Rivera presenta su dimisión

¿Ser qué exactamente? Lo que un día fue.  ¿Conocéis muchas marcas que en un momento se hayan encontrado en esta encrucijada? Ciudadanos es una de ellas. ¿Qué ha pasado para que una marca, un partido político pierda, de la noche a la mañana, el 80% de su cuota de mercado? Lo explicamos, o mejor lo explica el blog de Marketing Branzai en este inteligente análisis que os invitamos a leer.

Para explicar algo que parece sencillo pero que a la vez, es una fórmula compleja sustentada en variables que hay que controlar. Cuando no se controlan, pasa lo que pasa. En su análisis del fracaso o de los factores que han influido en el hundimiento de la marca Ciudadanos, el blog de Marketing Branzai se aproxima en la pérdida de estos factores:

  • Diferenciación
  • Relevancia
  • Credibilidad
  • Valor y conexión

Variables que para Branzai, Ciudadanos fue diluyendo en el camino y que hoy día, le han llevado a perder a la mayor parte de sus votantes. Consumidores. Todo ello, excepcionalmente explicado en este post cuyo contenido os recomendamos por su astucia. Ciudadanos, o cómo destruir una marca


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *