Estas en política y usas las redes sociales. Bien. Te han dicho o así entiendes, que estas plataformas vienen a sustituir a los medios de comunicación, o son un complemento a la visibilidad que todo político, en tu caso, necesita. Por ello, procuras que tu actividad, al completo, quede reflejada en estas plataformas.

Trasladas a tus seguidores cualquier evento, reunión, declaraciones, firma, acto público e incluso, compartes las noticias que los medios de comunicación publican, básicamente sobre ti. También sobre tu equipo.

Sin embargo, ¿ojeas tus estadísticas? ¿Qué nivel de influencia tienes sobre tu comunidad? ¿Tienes mucho contenido compartido? ¿Generas respuestas? Es más, ¿has pensado que tu comunidad podría ser más amplia, mucho más amplia, si tus contenidos no girasen sólo en tu figura? En lo que haces, en tus actos y eventos, firmas, declaraciones, inauguraciones o en lo que los medios hablen (bien) de ti.

Un gobierno es, o debe ser, una comunidad en sí misma. Y representarla, en este caso atendiendo a lo que en realidad se debe mostrar al ciudadano, que es lo que demanda y le interesa.

Si, tu actividad y los resultados de la misma. Pero también aquello que sucede en su municipio o comunidad. Qué hacen por ellos las diferentes áreas de gobierno, qué alternativas le ofrecen y sobre todo, si te diriges a ellos, ¿cómo puede esa comunidad participar de la vida del municipio, desde las redes sociales?

Las plataformas sociales son, como elementos de comunicación, verdaderos cauces de participación ciudadana. ¡Utilízalos! Pregunta, responde, ofrece, muestra. Motiva la participación… pero no sólo de tu agenda y actividad. Hay una comunidad más allá de tus seguidores. Pregúntanos, sabremos ayudarte.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *